De a poco, esta herramienta empieza a considerarse y el blanqueo orientado para la compra de los inmuebles genera mejores perspectivas; los operadores coinciden en que es un proceso lento de confianza, y que es un certificado ideal para contribuir con el sector.

Los Cedin era una de las herramientas que muchos confiaban para liderar y contribuir con parte de la recuperación del sector. La suscripción de este certificado permite blanquear dinero no declarado, fundamentalmente a través de la compra de inmuebles. Sin embargo, muchos inversores no quieren quedarse inmovilizados en ladrillos ni pagar los gastos asociados a una compra y luego a una posterior venta. Salvo que se trate de una operación genuina de compra de un inmueble (donde el dinero blanqueado se aplica específicamente a ese fin), muchos inversores se quedan en el camino y optan por no blanquear por no encontrarle aplicación al Cedin. Incluso, en su momento, el Banco Central buscó dinamizar la operatoria estableciendo que se le pague una comisión al banco interviniente en la compraventa. El resultado no fue el esperado, pero poco a poco su utilización gana espacio en el sector.

Al respecto, Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), precisó: “Luego de anunciarse la instalación de esta herramienta, en mayo de 2013, fuimos consultados por los medios tomando como positivo el hecho de que dicho certificado pudiera descomprimir el mercado inmobiliario. En la medida del paso del tiempo, el balance fue negativo en virtud de que los bancos, salvo Nación y Provincia, no asesoraban debidamente, y si lo hacían espantaban a quien requería información; sumado a esto, en general, primó desde su inicio desconfianza e incertidumbre frente a un contexto económico sin plan a largo plazo.

“Esto generó la inquietud desde la CIA que se reunió con el jefe de Gabinete para plantearle la escasa repercusión y, por supuesto, los motivos de la falta de interés. En ese marco propusimos elaborar una propuesta tendiente a dinamizar y generar confiabilidad, presentada hacia fines de julio de 2014, y aprobada luego por el Banco Central que la puso en vigencia en septiembre. Esta segunda etapa resultó positiva con un proceso creciente según el paso de los meses. Si bien no ha cubierto las expectativas se realizaron operaciones inmobiliarias utilizando Cedin, que en el mismo acto escriturario se convertían en dólares billete a ser entregado al vendedor”, amplió.

El Banco Central no aporta datos sobre cantidad de operaciones “ni averiguamos entre los miembros de la CIA y el mercado en general en virtud de la salvaguarda que utilizamos los profesionales inmobiliarios con nuestros clientes. Hacia fines del año último estábamos en alrededor de 1.000.000 de dólares para el bono y el certificado Cedin, éste en un 95% de la cifra mencionada”, dijo Arévalo.

Por su parte, Juan Chediack, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, comentó: “Nuestros asociados cuando actúan en carácter de desarrolladores podrían recibir Cedin en sus ventas de obras terminadas o desde el pozo. Entendemos que las operaciones realizadas hasta ahora fueron muy poco significativas y casi nulas en el caso de ventas desde el pozo”.

Sobre las expectativas que se puedan generar en el futuro, Chediack respondió: “Creemos que no habrá cambios sustanciales. Este sistema continuará con una pequeña incidencia en el mercado de los desarrollos inmobiliarios”.

La palabra de los brokers

Mario Gómez, director de Le Bleu Negocios Inmobiliarios, analizó: “Esta operatoria permitió que se hicieran operaciones que de otro modo no hubiesen podido concretarse. Muchos vieron una oportunidad que en el corto plazo no va a volver a aparecer”.

Algunas de las buenas noticias de este instrumento vienen por el hecho de que sea en dólares, “lo que significa un reconocimiento del Gobierno respecto de la moneda en que se transa en parte del mercado, habida cuenta de que hasta hace poco defendió una política de ultrapesificación y prohibición de operar en moneda extranjera”, agregó Gómez.

Los dueños de los inmuebles quieren desprenderse de sus propiedades a cambio de dólares, por eso reciben los Cedin porque pudieron cambiarlos sin problemas por dólares billete. “Es de destacar que hubo bancos muy activos y eficientes en la operatoria como el Nación”, afirmó el director de Le Bleu.

Por otro lado surgió como una respuesta a la parálisis que se vive en el mercado del usado, donde los propietarios no aceptan cambiar sus propiedades por pesos. “En un claro cambio de rumbo, el Gobierno le pide a los tenedores de billetes no declarados que los blanqueen depositándolos en un banco, reciban un certificado, con eso compren lo que quieran comprar, le entreguen el Cedin al comprador y éste se haga de los dólares presentándose ante el banco”, amplió Gómez.

Uno de los sectores más activos fue el de los desarrolladores inmobiliarios que adhirieron a la operatoria aceptando pagos en Cedin. También se adquirieron terrenos con Cedin, brindando luego lugar a que se generen nuevos proyectos. “Está claro que las expectativas eran mucho mayores a lo que realmente se terminó concretando. La posibilidad de volver al día anterior a la implementación del cepo cambiario no existe; sí el Cedin y tenemos que aprovecharlo. Lo importante es que se concretaron operaciones que de otro modo no se hubiesen realizado”, explicó Gómez.

Atomizado

El mercado de los inmuebles usados está mucho más atomizado y menos profesionalizado que el segmento de los desarrolladores, y por tanto es el ámbito donde el corredor inmobiliario tiene que aportar su profesionalismo para que las partes puedan entender la operatoria, usarla y con ello contribuir a que el mercado se reactive.

“Creo que todos los actores del mercado son realistas en cuanto al alcance de la medida. El blanqueo vía Cedin no fue lo que esperaba el Gobierno cuando lo lanzó hace dos años, momento en el que preveían captar 4000 millones de dólares a través del blanqueo de capitales. A pesar de que sólo ingresaron por esta vía unos 1300 millones de dólares, es dinero que terminó volcándose al mercado inmobiliario”, concluyó Gómez.

Miguel Ludmer, director general de Interwin Marketing Inmobiliario, opinó: “Desde el punto de vista de quienes están con dinero no declarado y, por supuesto lícito, es una muy buena oportunidad y una excelente opción de bajísimo y casi nulo costo impositivo para poder exteriorizar dinero, aplicarlo a una inversión e incorporarlo al patrimonio”.

Desde el punto de vista inmobiliario, las expectativas de que esto inyectara, incrementara y generara un mayor nivel de actividad fueron y son amplias, “pero desde mi óptica desde la primera y segunda etapas, básicamente una prórroga, creo que adolecieron de un sistema aceitado, manejado y estimulado para que el volumen de blanqueo fuera mayor. Con lo cual la dinámica que recibió el mercado a partir de esto no fue del volumen que se esperaba”, amplió el broker. Y siguió argumentando: “Hubiera sido mucho más estimulante tanto para exteriorizar como para aplicar los Cedin que los dos procesos bancarios fueran más sencillos y amigables. Es decir, la posibilidad de ir al banco con dólares y exteriorizar el dinero y, en segunda instancia, aplicarlo a un objeto de la ley. Estas dos puntas fallaron bastante”.

Respecto de las expectativas “no cambian mucho más las cosas, lo que se agrega ahora es la perspectiva de que haya un mayor volumen de transacciones por un lado, porque hay una potencial incorporación de dinero que se encontró no declarado en el exterior, particularmente el de Suiza”, dijo Ludmer. Y concluyó: “A lo largo de la etapa de blanqueo promocionamos en nuestros anuncios la aceptación de Cedin como medio de pago, pero la respuesta fue baja en relación con el stock que tenemos para vender”.

Por Leandro MurciegoJosé Luis Cieri, Sábado 7 de marzo de 2015
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Un regreso ¿con gloria? La referencia va en una dirección: la nueva presentación del Cedin -ese certificado que se utilizó en la intermediación inmobiliaria para la adquisición de propiedades y que surgió como necesidad luego de haber sido implementado el cepo al dólar- pretende regresar renovada, según trascendió del anuncio del Gobierno. Es probable que esta idea surja además como respuesta a un requerimiento de las cámaras más importantes que representan al sector, que consideran necesario que se implemente alguna medida para reactivar el mercado. En el caso del Cedin será fundamental que se articule una mejor coordinación durante la operatoria en la que participen los bancos. Las entidades inmobiliarias manifestaron recurrentemente su preocupación por la situación de la actividad y esperan que se establezca un canal de diálogo con las autoridades para encontrar nuevo rumbo para este mercado que tiene detrás una de las industrias más poderosas, como es la construcción. Son bienvenidas las iniciativas en ese sentido, pero con la vuelta del Cedin, ¿será suficiente para lograr dinamizar el sector? Habrá que evaluar qué sucederá a partir de la semana que viene con la respuesta de la demanda. De todos modos hacen falta sumar otras herramientas para salir del lento comportamiento del mercado. Una -también muy esperada- es la oferta del crédito genuino, del que por el momento no se hace referencia, y será así probablemente hasta que -entre otras medidas- se logre bajar la inflación que tanto daño genera en la vida diaria.

El sol de agosto predispone a las buenas ideas. Cafecitos mediante entre amigos y profesionales de la actividad dejaron trascender que en el devenir de esta industria, reconocidos inversores o desarrollares avizoran tenues cambios que son esperanzadores, no porque resuelvan en lo inmediato la problemática expuesta, sino porque se interpreta como un resurgimiento que llevará su tiempo, pero que puede gestar los primeros atisbos de un tiempo mejor, que no está tan lejos. Sin demasiados datos concretos, algo bueno se vislumbra cuando determinados actores, de larga trayectoria, sagaces conocedores del mundo financiero y del Real Estate, se animan a predecir que el cambio no sólo es posible, sino que ciertos indicios permiten predecir que el mercado, con su vital capacidad de reacción, está listo para el nuevo despegue ni bien las primeras señales aparezcan en el mundo de los negocios.

Por Adriana B. Anzillotti, Sábado 9 de agosto de 2014
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Brokers y desarrolladores consideran positiva la iniciativa respaldada por el Gobierno, pero es necesario una implementación ágil y rápida.

Después de meses de difundir recurrentemente en distintos medios sobre la necesidad de tomar alguna medida para recuperar al sector inmobiliario -que en su conjunto padece los efectos del cepo cambiario sumado al complejo escenario económico-, representantes de la actividad inmobiliaria se reunieron con autoridades del Gobierno en busca de un camino que ayude al mercado a salir de su evidente caída. Las autoridades nacionales propusieron como alternativa relanzar el olvidado Cedin como una opción para activar el sector, lo que exige ajustar los pasos para que ese certificado se utilice de manera ágil en la operatoria inmobiliaria.

Es natural que esta nueva situación genere expectativas, algunas más optimistas que otras, aunque todos desean que esta vez el Cedin resulte exitoso.

Fabián Lusarreta, director de Ribera Desarrollos, no dudó en afirmar que “desde el sector creemos que será positivo el relanzamiento del Cedin anunciado la semana última y particularmente desde el proyecto Alrío. Seguramente acelerará nuestro ritmo de venta”. Este mismo entusiasmo lo comparte Alberto Fernández Prieto, titular de Fernández Prieto y Asociados. El developer admitió que “tenemos fe en el relanzamiento del Cedin. Creo que es una herramienta que debería reactivar de forma rápida el mercado teniendo en cuenta que brinda la posibilidad de aquellos que tienen dólares sin declarar los puedan incorporar al circuito económico nuevamente. El instrumento debería tener una aceptación mayor de la que tuvo. Esta vez creo que con el impulso de los bancos tendrán mejor recepción”.

La mirada del presidente de la Cámara Inmobiliaria, Roberto Arévalo, es también optimista. “Luego de dos reuniones con el jefe de Gabinete, cuando la CIA planteó la crisis del mercado inmobiliario finalmente ante el gobierno nacional se acordó trabajar con la única herramienta posible, el Cedin, sobre la base de ser un instrumento para el mercado, con pautas que generen confiabilidad, certeza y sustentabilidad.”

El directivo agregó que el 21 de julio último se elevó la propuesta con la presencia de autoridades del Banco Central, institución clave y excluyente en la operatoria. Y destacó que “luego de tres años, el Gobierno nos escuchó y a la vez aceptó finalmente el calamitoso estado del mercado inmobiliario”. Según Arévalo fue importante contar con la presencia del titular del Banco Central acompañado por el gerente general, además de otros representantes y entidades financieras del país. Entre otros aspectos consideró algunas modificaciones necesarias para la operatoria y se acordó la participación conjunta con las prestigiosas instituciones que reúnen a la actividad inmobiliaria.

Continuar leyendo »

Etiquetas:  

Con nuevos desarrollos para diferentes públicos e inversores, en la ciudad y los alrededores las operaciones siguen con buen ritmo.

ROSARIO.- El mercado inmobiliario es reflejo de cómo se posiciona cada sociedad respecto de la situación económica que transita. Así, en Rosario, durante los primeros meses de este año se armó de tal manera que hoy se perfila un muy buen cierre de año, apuntalado por el acomodamiento de las operaciones en pesos.

Continuar leyendo »

Etiquetas:  

Los brokers del sector recibieron muchas consultas, pero advierten que existen dudas. Se necesita tiempo para analizar la evolución de la medida implentada.

Como era de esperar en los primeros días de vida de los Certificados de Depósito para Inversión (Cedin) -que según algunos expertos se convertirían en una suerte de termómetro de lo que se estima que podría llegar a suceder con esta cuasi moneda en un futuro mediato- se registraron sólo algunas pocas operaciones inmobiliarias y un número importante de consultas que se realizaron tanto en bancos como en inmobiliarias.

Continuar leyendo »

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: