Se destinarán $10 millones en la transformación del paseo comercial que ocupa 12 hectáreas en Tigre y que mueve entre 800 y $1000 millones en ventas al año.

El movimiento comercial en el Puerto de Frutos, el paseo que ocupa 12 hectáreas de Tigre, es incesante. Entre febrero y noviembre. alrededor de 100.000 personas lo visitan durante los fines de semana. Razón más que suficiente para que se pusiera en marcha un plan de inversión en infraestructura de $5,3 millones. Planean construir más de 2000 metros de veredas, colocar cestos. farolas, bancos y cartelería de información turística inteligente.

Por otra parte incorporó el hormigonado de 400 metros de calle para el tránsito de transporte pesado. que facilitan el ingreso, egreso y la circulación de la actividad portuaria dentro del predio. Estos trabajos se complementan con la primera etapa desarrollada desde 2011. En esa ocasión sumaron 100 luminarias, bebederos, mesetas conectores, miradores al río y espacios de descanso.

El plan de inversión para el próximo año prevé 10 millones para continuar con la renovación de las veredas, la incorporación de dos sanitarios. 100 canteros, recambio de techos, la puesta en valor de 120 locales, la construcción de una oficina de turismo, un playón de concreto para carga y descarga pesada. un nuevo sector gastronómico, una cabina de locución para el sistema de sonido entine, pantallas inteligentes y la colocación de barandas para los nuevos sectores junto al río, luminarias y cestos de residuos.

“Es uno de los puntos turísticos más importantes del municipio y uno de los mayores centros comerciales a cielo abierto de la Provincia de Buenos Aires. Nuestro compromiso es brindar un espacio con accesibilidad universal”, afirma Julio Zamora, intendentede Tigre. En tal sentido, se incorporaron mesetas conectoras a nivel que permiten el desplazamiento de sillas de ruedas en todo el trazado del Puerto y para 2017 se avanzará con las obras necesarias para permitir el ingreso a los locales a personas con alguna dificultad de movilidad.

Estas obras están dentro del programa “Ciudades para la gente”. “Un concepto de ciudad donde se prioriza al peatón. la bicicleta y los circuitos de salud. Al mismo tiempo. esta nueva tendencia mundial mitiga los efectos de la contaminación tanto aérea como auditiva”, explica el funcionario.

Es buen negocio

Hoy el Puerto de Frutos cuenta con 708 locales en los que se venden desde productos originales de las islas tales como frutas, muebles de madera y artesanías de mimbre y también en metal y cobre hasta objetos de decoración, iluminación, arte, indumentaria, bazar. vintage, productos regionales y de talabartería. La oferta gastronómica se destaca con bares, parrillas y restaurantes que ofrecen una gran variedad de platos, los cuales se pueden degustar con vistas a las dársenas o al río. “En los últimos cuatro años la cantidad de visitantes creció 25 por ciento, aunque esta cifra no fue coincidente con el caudal de productos vendidos”. aclara Eduardo Adelinet, director Ejecutivo de la agencia de Desarrollo Turístico Municipal, quien estima que el centro comercial mueve al año entre 5 800 y 5 1000 millones. Agrega además que “el comerciante que se instala en este paseo es dificil que se vaya”. La explicación por la que se maneja una lista de espera de 600 solicitudes. El precio de alquiler de un local ronda los 5 550/m2 por metro cuadrado dependiendo de la ubicación y sus dimensiones. Hay puntos de venta de hasta 300 metros cuadrados.

En cuanto al potencial dela zona. Adelinet remarcó que está en permanente crecimiento. Ya modo de ejemplo detalla que para el año que viene está prevista la inauguración de un emprendimiento privado de magnitud, el centro comercial Dock del Puerto, que se sumará a la propuesta del Puerto de Frutos”.

Será un shopping a cielo abierto con una superficie total de 25.000 m2 y más de 200 locales comerciales. Demandará una inversión total de más de 540 millones. y contará con espacios de entre 22 y 1000 m2 con opciones de terrazas vistas hacia la plaza central o hacia el agua, cuyo valor de alquiler arrancará desde los S 300/m2.

“Buscamos que sea un paseo de compras y diversión para turistas, pero también un shopping con todo lo necesario para el vecino de Tigre”. afirma Carlos Carrizo, socio desarrollador del complejo quien estima que se citarán 800 puestos nuevos de trabajo en la zona. “De esta forma realizaremos un gran aporte al desarrollo comercial. económico y turístico de la zona”, afirma.

El encanto del agua

Sin dudas, la singularidad del emblemático Puerto de Frutos es que está ubicado junto a los encantos de la costa ribereña del río Luján. Sus orígenes se remontan a 1934. Nació como mercado concentrador de los productos agrícolas producidos en el Delta del Paraná. Cumplió ese rol hasta la década del setenta. Su evolución lo transformó en un pujante centro de exposición y venta de artíiculos regionales artesanales, de diseño, gastronómico y de entretenimiento.

Por Alejandra Noseda, Lunes 23 de diciembre de 2016
Publicado en el suplemento Inmuebles comerciales e industriales del diario LA NACION
Etiquetas:  

Una ola de empresarios apuestan por zonas relegadas; plantean la necesidad de crear ciudades abiertas, amigables e inclusivas.

Tigre Sur no solamente se está consolidando como un laboratorio urbano que busca innovar en la manera en que las ciudades se regeneran y rehabilitan sino que ha sido inspiración para una nueva categoría de desarrolladores urbanos; “los placemakers” . Quien mejor define a este nuevo perfil de empresarios del sector es Juan Martín Lutteral , director de Nuevo Urbanismo, una de las principales promotoras del distrito.”Los “placemakers” tienen la capacidad para conectar gente, Trabajamos con los arquitectos, las inmobiliarias, los consultores, los actores económicos, en conjunto con los vecinos, con el fin de generar las condiciones para crear lugares para todos”, profundiza. Es una filosofía con herramientas de planificación urbana que contempla la importancia de lograr lugares que permitan tener una buena calidad de vida. “El secreto del éxito del modelo del Distrito Tigre Sur no es que todos están incluidos sino que no deja a nadie afuera”, agrega Lutteral que levanta junto a TGLT, Venice una ciudad navegable que en su primera etapa demandará $ 1100 millones de inversión , ubicada en un predio que limita con el Puerto de Frutos.

Como parte del programa “ciudades para la gente” del estudio del urbanista danés Jan Gehl, el Distrito Tigre Sur plantea una nueva forma de concebir la ciudad, donde el espacio público sea considerado el living room de sus vecinos, casi un lugar donde no haya extraños sino amigos a quienes todavía no conocieron.

Se plantea una nueva forma de concebir la ciudad donde se camine, se use la bicicleta y se reinstale el espacio público como el lugar de encuentro de los ciudadanos. Siempre con el objetivo de mejorar la calidad de viday captar la radicación del público joven.

Por su parte, Eduardo Fuhrmann, director Creativo de “ciudades para la gente” pone sobre la mesa otro tema que considera clave para revitalizar zonas urbanas que tienen una identidad y una historia valiosa que es la importancia de conectar el pasado con el presente y el futuro. “La identidad se logra generando valor agregado y teniendo en cuenta sus diferenciales. En el mundo, las ciudades se reinventan buscando su propia personalidad y en Tigre Sur, buscamos volver a conectarnos con sus valores del pasado y resignificarlos con los de época. El desafío, es transformarlo en una ciudad abierta, inclusiva participativa y próspera . Dar a la zona, el rol protagónico del canal, su conexión con el Delta, y un vecino que se sienta parte del proceso”, sintetiza.

El línea con la visión de Fuhrmann, Lutteral agrega: “el acceso al suelo de calidad y a la primera vivienda se puede lograr solo si tenemos gobiernos locales con un liderazgo fuerte , ciudadanos que quieran participar y empresarios más colaborativos ”

La apuesta es ambiciosa: irradiar desde la zona más debilitada de Tigre hacia las más posibilitada, un espacio virtuoso que potenciará la identidad del lugar mediante tecnología, arte, diseño e inversión con la colaboración de todos. Así, se busca que Tigre Sur se convierta en un ejemplo posible para replicar en todo el país.

ENTRE LOS MÁS CREATIVOS

El Distrito Tigre Sur, es uno de los proyectos nominados para el IX premio a la creatividad e innovación inmobiliaria que otorga Reporte Inmobiliario. Compite con’el edificio Astillero Catalinas Sur, el distrito Quartier Puerto-Retiro, el proyecto L’Avenue, Mercado Libre Inmuebles, las unidades de cuenta UVI y UVA, el ecodistrito de las Artes en la provincia de Córdoba y el proyecto Palacio Paz XXI. Se hace acreedor del galardón la persona o empresa que resulte más votada de las propuestas seleccionadas por universidades que cuentan con carreras relacionadas como San Andres, la de Palermo, la de Belgrano, la de Buenos Aires, Di Tella, Eseade, la universidad Politécnica de Madrid y el IAE. En ediciones anteriores algunos de los ganadores fueron G & D Developers, el Hotel Boca Juniors – obra de Carlos Ott- el desarrollo Ciudad Ribera en Rosario, el emprendimiento Nuevo Quilmes, el proyecto La Defensa en San Telmo, el grupo Edisur por su esquema de financiamiento Plan MIO y el desarrollo Puerto Pampa. El ganador de la última edición fue el emprendimiento Terralagos.

Por Carla Quiroga, Sábado 10 de diciembre de 2016
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Con incentivos económicos, inversión pública y urbanismo 3.0 buscan revitalizar la zona sur de Tigre; se esperan US$ 200 millones en proyectos.

Distrito Tigre sur es el proyecto con el que el Municipio de Tigre busca recuperar una zona que, en su época de esplendor, en la primera mitad del silgo XIX, fue un polo económico ligado a las industrias del Delta y al canal San Fernando, y que hoy guarda el valor patrimonial de la arquitectura de aquella época. “Históricamente, la vida y la economía de su población estuvo vinculada a la actividad portuaria, fortalecida por su ubicación estratégica cercana al canal, allí, llegaban carretas buscando frutas traídas por barcos desde las islas del Delta y productos del Paraguay. Desde mitad del siglo XX, el dique seco del canal San Fernando entró en desuso, desactivaron las industrias y los galpones de su entorno.se abandonaron”, relata Déborá Villalba, directora General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial del Municipio de Tigre, y reconoce que hoy esa es una zona poco habitada: predominan las viviendas unifamiliares, los galpones subutilizados o inactivos y los edificios con valor patrimonial. “El potencial de Tigre Sur reside en su ubicación y podría constituirse como un faro de atracción para residentes dejando de ser un lugar de paso para pasar a ser un sitio para quedarse, vivir y disfrutar”, agrega. En diciembre de 2014, la ordenanza municipal 3467/14 creó el Distrito de Gestión Especial Tigre Sur en la zona delimitada por las calles Marabotto y Brandsen, las vías del Tren de la Costa, la avenida Almirante Brown y las vías del ferrocarril Mitre. Son 44 manzanas, rodeadas por agua, el Puerto de Frutos ,el delta, teatros, restaurantes y bares. La ordenanza tiene puntos que son clave: el ordenamiento urbano, la mejora habitacional de los actuales residentes la promoción económica de nuevas actividades, el posicionamiento del distrito, la mejora habitacional de los actuales residentes y la promoción de la identidad.

Concretamente se apunta a recuperar, revitalizar y redireccionar sus funciones y a promover nuevas iniciativas público-privadas relacionadas con el arte, la ciencia, la tecnología y la innovación. La expectativa es que proliferen los proyectos que conserven el perfil patrimonial pero, con respuestas de diseño arquitectónico original y fomentando la mixtura de usos, también, emprendimientos que revaloricen el espacio de aprovechamiento público, la creación de plazas y pasajes para articular las edificaciones existentes y mejorar la calidad espacial del entorno urbano. Y hay quienes proyectan US$ 200 millones de inversión en los próximos diez años.

En la zona de Tigre sur, viven entre 8000 y 10.000 personas, la mayoría son pobladores nativos, muchos, herederos de los emprendedores pioneros, ubicados allí. El Distrito será una ciudad dentro de la ciudad, por sus características particulares en arte, ciencia y tecnología. Mediante la interacción entre lo público y lo privado, este distrito ha sido el de mayor crecimiento en el país en los últimos 20 años. “Tigre ,recibe el 12 por ciento de la inversión privada de la provincia de Buenos Aires y aspiramos concentrar el 15 por ciento, en los próximos tres años. La zona sur en especial, catalizará muchos procesos de cambio. Propiciará un nuevo ingreso a la ciudad mejorando el tránsito, atraerá nuevos inversores, promoverá la inmigración de una población joven con vocación cultural y, pondrá en práctica la idea que una ciudad se construye desde la cocreación entre el sector público, privado y la sociedad civil”, relata Gonzalo Meschengiesér, Subsecretario de Gestión pública del Municipio de Tigre.

Un punto importante para los desarrolladores urbanos, es que la ordenanza prevé formas urbanas muy innovadoras y en tono con la experiencia que buscan los peatones y hasta la exención de tasas de construcción, de servidos municipales, de habilitación y de verificación de comercios e industrias por diez años. En relación a este punto, Meschengieser, indicó que “los desarrolladores nacionales y extranjeros que inviertan en Tigre Sur deben tener visión de futuro y ser respetuosos del medio ambiente y de la identidad del distrito”. Además, de tener “vocación de cocrear la ciudad con sus vecinos, el municipio y otros privados. Y, por los beneficios fiscales con los que goza el distrito y el potencial de rentabilidad, tenemos la convicción que el sector está ante una oportunidad única, en la provincia de Buenos Aires”. Acerca de la implantación de comercios va a estimularse el desarrollo de las calles internas, transversales a las avenidas Italia y a Cazón y la revitalización del canal como ingreso a Tigre desde la ciudad de Buenos Aires. Con foco en el arte, la ciencia, la innovación y la gastronomía, la transición de la zona está apalancada por el desembarco de las primeras activaciones. Durante 2016 la Fundación URRA abrió su primera residencia permanente de artistas: en el país, se inauguró El Pasaje, un original paseo dentro de una vieja fábrica que cuenta con un escenario al aire libre y oferta gastronómica; un multiespacio al estilo del Konex llamado Nave. También está Daravi, una empresa B dedicada a diseño de productos con materiales de descarte que capacita a mujeres de los barrios lindantes, Eilgardez, un vivero y huerta a cargo de jóvenes agricultores urbanos y se planea la apertura de un laboratorio de innovación con sentido, todo operado como un ecosistema que se retroalimenta por la diversidad de sus integrantes. Este tipo de propuestas son tendencia y el mundo, va hacia ese modelo. “Las ciudades crean distritos dé gestión especial porque generan impactos positivos en las zonas donde se desarrollan. Son polos de atracción para vecinos y visitantes que buscan estar conectados y vincularse con agentes de cambio social. El arte, la cultura, la ciencia o la educación, dinamizan la economía y generan inversiones millonarias en emprendimientos culturales. residenciales y de entretenimiento”, concluye Eduardo Fuhrmann, director Creativo del programa “ciudades para la gente” del Municipio de Tigre.


LOS PIONEROS

Para la concepción del Distrito se armó un equipo de especialistas con Ghel Architects; la fundación Metropolitana; el Instituto para la Ciudad en Movimiento y el Politécnico de Torino, entre otros referentes. La expectativa es que proliferen los proyectos que conserven el perfil patrimonial con un diseño arquitectónico original. También los emprendimientos que revaloricen el espacio, la creación de plazas y pasajes para articular las edificaciones existentes y mejorar la calidad espacial del entorno. Algunos de los pioneros en el distrito son: Nuevo Urbanismo, Urra Residencias, la propuesta gastronómica de los emprendedores Facu y Nacho Petersen; Daravi, la fábrica de triple impacto que realiza productos a partir de descartes con el fin de dar trabajo, la fundación de historia natural Felix de Azara y el Consejo Económico y Social de Tigre.

Por Patricia Osuna Gutiérrez, Sábado 10 de diciembre de 2016
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Con un incremento en los precios de entre 8 y 12 por ciento en dólares en el último año, los barrios cerrados atraen a los compradores con opciones de financiación.

El éxodo hacia los barrios cerrados, en busca de aire, verde y paz no fue sólo un boom de décadas pasadas, sino una tendencia a la que hoy se suma un público cada vez más joven que buscan resignificar la vida en los suburbios. Con el paso de los años, el tejido conurbano fue adquiriendo nuevas formas y creando un entorno cuyo paisaje confluye con una mezcla de destinos residenciales y comerciales permitiendo a muchos de sus habitantes no sólo vivir sino también trabajar lejos de la city porteña. Sin embargo, la situación del mercado inmobiliario también impactó en este sector. “Si bien parece que hay mucha oferta, lo concreto es que en los últimos dos años casi no se lanzaron nuevos barrios cerrados. La demanda fue adquiriendo el stock de lo que se fue desarrollando y hoy encontramos un público a la expectativa de nuevos lanzamientos aprecios de pozo y con nuevos diferenciales”, explica Gonzalo Monarca, presidente de Grupo Monarca.

Los precios, por su parte, aumentaron entre 8 y 12 por ciento en dólares en el último año. Hoy el ticket para acceder a un lote con una casa de cuatro ambientes, pileta y un garaje promedia los US$ 350.000, indican fuentes del mercado.

La financiación como diferencial

Cada barrio tiene su particularidad y no sólo su ubicación es la carta de diferenciación, sino también su nivel de desarrollo, los amenities y su consolidación urbana. Pero en los últimos meses las diferentes maneras de comercialización, ya sea a costo fijo o bajo la figura de fideicomisos al costo, se convirtieron en un anzuelo para atraer a la demanda. Juan Carlos Oddino, desarrollador de Haras del Sol en Pilar afirma que siempre existe espacio para nuevos desarrollos pero aclara que es clave que respondan a las necesidades de las familias. “El que pueda percibir y captar esos cambios generarán más atractivos sus proyectos”, resalta. En su caso ofrece planes de financiación, tanto en casas como en lotes, de hasta 120 meses de plazo. “Más allá de las tipologías lo único que va a determinar el éxito de los nuevos emprendimientos será la financiación a largo plazo, por ese motivo, cada vez más desarrolladores de tierra, proponen financiar a diez años y así dinamizar el sector y acortar el proceso de cierre de las operaciones”, detalla Hernán Nucifora, director de Nucifora Propiedades.

Sin ir más lejos, La Reserva Cardales Resort Country Club, el desarrollo inmobiliario del Grupo Frali, anunció hace unos meses un plan de 60 cuotas de financiación. “Es una forma de dar la oportunidad de invertir en un barrio consolidado. En este caso, brindamos una financiación con un plazo de hasta 5 años”, explica. Sean Duggan, gerente Comercial del grupo. Agrega que la opción que se ajusta a una amplia variedad de compradores: familias jóvenes que buscan calidad de vida, inversores que quieren resguardo de capital, personas que viven en los alrededores pero que buscan un barrio con acceso directo sobre Panamericana”. El programa de 60 cuotas fijas se abona 40 por ciento al boleto y el saldo restante en 60 cuotas fijas, mensuales iguales y consecutivas. Se ofrecen también planes a 36 meses y otros de 10. En el caso de pago de contado se pueden obtener importes bonificaciones. El boleto se firma en dólares y se puede abonar en pesos.

En el sur Pedregales de San Vicente también se vende financiado. Ofrece “Plan Tuyo”, una opción para comprar la vivienda de forma inmediata, con posibilidad de usar créditos hipotecarios, hasta en 120 cuotas con pequeño ingreso. Así se puede comprar 1 lote y la casa, o solo la casa si la persona ya tiene el lote en el barrio.

La zona norte, fue siempre sinónimo de barrios privados. Escobar y Tigre hoy continúa el impulso de desarrollos de Pilar. Las zonas tradicionales atraen a un consumidor que busca un producto consolidado que mirá poco el precio y pone el foco en la construcción de marca del desarrollo.

Fuera de Pilar, Tigre continúa siendo la zona de mayor expansión. Atrae la ubicación, los accesos, y la posibilidad de acceder a una alternativa de deportes náuticos. Nordelta es el paradigma de este tipo de desarrollos en el corredor norte. Allí todos los años se generan nuevas propuestas para atender la demanda que sigue queriendo pertenecer a esa “ciudad pueblo”. “En Nordelta, la venta de lotes y casas es sostenida y casi no sufrió el impacto del parate del sector. Actualmente viven 40.000 personas en un desarrollo pensado para más de 100.000″, explica Nucifora. “Sólo en Nordelta, queda todavía un 50 por ciento de capacidad para desarrollar nuevos barrios. Hasta que no se acomoden todas las variables, la gente va a apostar a proyectos en barrios y zonas consolidadas que le garanticen una rápida revalorización de su inversión”, indica el broker.

La zona de Escobar también comenzó a crecer con el desarrollo de Puertos. La ciudad ideada por Eduardo Costantini, que comenzó a gestarse en 2010, tiene siete barrios de lotes desarrollados, un lago central de 200 hectáreas, los primeros habitantes establecidos, escuela náutica, dos colegios y servicios. El proyecto se arma sobre 1450 hectáreas, contará con 5000 lotes desde 500 m2 hasta 1400 m2 -llevan vendidos 4500-.

Pilar también se expande hacia el norte. Nuevos colegios, condominios y shoppings son un indicador de que las zonas tradicionales ya tienen su propia sinergia. La ampliación de la autovía 8 dio un gran impulso ala radicación de nuevos emprendimientos. “Otro de los factores que incidió en el crecimiento de la zona fue la incorporación de nuevos servicios, infraestructura y comercios, antes sólo centrados en el pueblo de Capilla del Señor y hoy diseminados en la zona”, agrega Jorge SantaMaría, titular de ISM Inmobiliaria, comercializadora de La Macarena, Chacras de la Reserva, entre otros barrios . “Las zonas tradicionales crecen. La fuente de clientes son amigos que compraron y las familias que quieren tener cerca a sus seres queridos”, finaliza Esteban Edelstein Pernice, Director de Castex Propiedades.

Por Lorena Guarino, Sábado 3 de diciembre de 2016
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION
Etiquetas:  

Se lanzaron algunos complejos y se calculan que otros 20 están en distintos procesos de ejecución en la provincia de Buenos Aires; también crecen en el interior.

Los parques industriales tuvieron su génesis en la década del ’70 y continúo ese desarrollo durante los 80 y 90. Pero la mayor creación de este tipo de inmuebles se produjo entre 2004 y 2008, lapso en el cual se desarrollaron aproximadamente 120. En ese momento favoreció el impulso de la Ley Nacional de Parques Industriales. Pero ahora se renovó el interés de los desarrollistas para emprender nuevos complejos en donde también se tiene en cuenta lo sustentable.

Uno de los nuevos es El Talar, Parque Km 29, ubicado a 500 metros de colectora, muy próximo al cruce de las rutas 197 y Panamericana, en el partido de Tigre, con buena conexión. Aquí, las obras preliminares se iniciaron hace pocos días, que incluyen apertura y demarcación de calles. El comprador podría gestionar los planos municipales y luego empezar a construir. Lo cual las empresas podrán comenzar a operar entre los 12 y 16 meses.

“Es un espacio pensado para la pyme con una completa infraestructura y servicios en un recinto cerrado con control de accesos las 24 horas y el costo dividido entre 26 propietarios”, expresó Rosendo Vignolo de Rubica Inmobiliaria, la comercializadora. Sobre el panorama del sector, dijo, que, “el año se inició con mejores expectativas y con la concreción de negocios grandes y medianos. Llamativamente hemos realizado más ventas que alquileres”, agregó Vignolo.

Panorama del mercado

“En las últimas semanas se hicieron anuncios que probablemente favorecerán la actividad de las pymes y la industria en general. Sería oportuno que las medidas se articulen a través de Nación, Provincia y Municipio, y que se acerquen las propuestas en forma directa con un canal que pueda facilitar la consulta y la gestión”, dijo Carmelo Mastrogiovanni, de Impacto Operaciones Inmobiliarias.

La provincia de Buenos Aires lidera la cantidad de proyectos fabriles. Ya conviven cerca de 150 agrupamientos entre los que funcionan y los que están en desarrollo. Respecto a nuevos proyectos de este año, hay unos 20 a 30 en distinto proceso de ejecución.

La actual gestión provincial también puso el foco en este segmento: “Para los grandes proyectos a desarrollarse en energías renovables, ferrocarriles, saneamiento ambiental, energía nuclear, entre otros, estamos implementando el Programa de Desarrollo de Proveedores Locales en los municipios de la provincia. Se orienta a fortalecer a las micro y pequeñas empresas que son proveedoras de productos y servicios de grandes empresas y mejorar el vínculo entre ellas. Éste ofrece recursos para optimizar los sistemas de gestión de las pymes, estimular procesos asociativos y dejar instaladas capacidades locales en recursos humanos para dar continuidad a ese proceso”, dijo Jorge Elustondo, ministro de Producción, Ciencia y Tecnología del territorio bonaerense.

Y agregó: “Tanto la Provincia como Nación ponemos a disposición programas de financiamiento para acceder a préstamos a tasa subsidiada para el traslado de empresas a parques industriales y a Aportes No Reembolsables (ANR) para obras de infraestructura interna de los predios, entre otros”.

Por su parte, Martín Rappallini, presidente la RedParques (que agrupa a los que funcionan en la provincia bonaerense), se refirió sobre la posibilidad de los clúster industriales: “Existen los agrupamientos fabriles de acuerdo a la Ley 13.744. Hay cinco figuras, pero no regulan específicamente al clúster. Sin embargo, en nuestro país, aún cuando no incluya todas las empresas de un mismo sector, está generando efectos y beneficios similares”.

Sobre si las medidas impulsadas por el actual gobierno favorecen a las empresas y a la realización de nuevas inversiones, Rappallini, precisó lo siguiente: “Respecto a los parques es importante que continúen el Registro Nacional (Renpi) como así también el programa de aportes no reembolsables para obras intramuro, que es solamente para públicos. Y respecto a las empresas son importantes los programa de apoyo del Ministerio de Trabajo de Nación para nuevos empleos, las líneas con subsidio de tasa del BICE y de la Sepyme. Los beneficios y herramientas para la eficiencia energética. Y luego, todos los programa de la Secretaría de Emprendedorismo para incentivar la creación de nuevas pymes a nivel nacional.

Muchas empresas que operan en los parques se quejaron de los tarifazos y algunas cuestiones impositivas. “Creemos que faltan mayores incentivos en las exenciones para inversiones en bienes de capital. Mayores subsidio de tasas para el financiamiento de nuevas inversiones de pymes. Y una fuerte intervención en obras de infraestructura (energéticas y de logística tanto viales, ferroviarias como portuarias). Incentivar el agregado de valor en origen a las materias primas del campo. Y vinculación entre Universidades, por ejemplo”, concluyó Rappallini.

Por José Luis Cieri, Lunes 4 de julio de 2016
Publicado en el suplemento Inmuebles Comerciales del diario LA NACION

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: