Arquitectos y desarrolladores destacan la importancia de generar emprendimientos que puedan reconvertirse fácilmente.

En una torre de 13 pisos en construcción en Hollywood que pronto servirá de sede de Netflix, dos pisos de estacionamiento están destinados a un futuro diferente: al reducirse la necesidad de estacionamiento, ese espacio puede fácilmente reconvertirse en oficinas. Es que las principales ciudades de los EE.UU. tienen muchos más garages de los necesarios. En Seattle, por ejemplo, hay cinco espacios de estacionamiento por cada residente. “Hay 500 millones de espacios para estacionar en Estados Unidos y 325 millones de personas” dice Andy Cohen, co-CEO de Gensler, la firma de arquitectura, autor del proyecto de Hollywood .

En el centro de Boston, una playa de estacionamiento se convertirá en el sitio de una torre de 30 pisos con viviendas a precios accesibles. En Wichita, Kansas, un antiguo garaje de estacionamiento fue convertido en edificio de departamentos en 2018. Cerca del centro de Cincinnati, un ex garaje de estacionamiento ahora es un hotel. La organización Make Shift, con sede en el Reino Unido, transformó un garaje vacío en Brixton en un nuevo centro para pequeñas empresas en 2015 y en 2018 convirtió un garaje de estacionamiento de siete pisos en Londres en talleres para artistas, oficinas compartidas y espacios comunitarios. Este tipo de reconversión no es algo nuevo: un “hotel para autos” construido en Manhattan en la década de 1930 fue reconvertido en galpón una década más tarde y luego en departamentos. Pero ahora se hace a ritmo más acelerado y, cada vez más, los arquitectos están diseñando nuevos edificios con la visión de un futuro con menos autos.

“Estamos en un momento interesante ahora” dice Kristen Hall, diseñadora urbana de la firma de arquitectura Perkins + Will. “Probablemente veremos una absorción plena de vehículos autónomos en las calles en los próximos 10 a 30 años, y mucha de la financiación para proyectos es sobre una base de 30 años. Por lo que si uno es un constructor que piensa en construir un garaje y no sabe si realmente podrá financiarlo o si tendrá ingresos constantes de un garaje en los próximos 30 años, finalmente estamos en el punto en el que muchos clientes se cuestionan la factibilidad financiera de construir garajes para estacionamiento”, profundiza.

Crédito: Foto cortesía de Gesler

Algunas ciudades están eliminando el requisito de que los nuevos edificios cuenten con una cantidad mínima de espacios para estacionamiento y algunos edificios, como una torre en Oslo, incluyen espacios para bicicletas pero prácticamente nada para autos. Otros edificios, construidos en áreas en las que los constructores creen que hay necesidad de estacionamiento ahora, se están diseñando pensando en su futura conversión y los dueños deciden que el costo extra se justifica por el ingreso extra potencial en el futuro. En la sede de Cincinnati de la compañía 84 51, de analítica y marketing, también diseñada por Gensler, se diseñaron tres pisos de estacionamiento para reconvertirse en espacio de oficinas en el futuro.

Reconvertir garajes existentes puede ser más difícil dado que no fueron diseñados para ser habitados por humanos y comúnmente tienen techo bajo, pisos inclinados y, en áreas como California, no se los construye con los mismos estándares anti-sísmicos que las oficinas o los edificios de departamentos. Además no pueden soportar las mismas cargas. “Poder decir voy a convertir este estacionamiento en departamentos a menudo no es una alternativa porque estructuralmente no es posible” dice Marcus Martínez, fundador de la firma de diseño UltraBarrio con sede en Houston. La empresa creó garajes que podrían transicionar a otros usos. Combinar el garaje de estacionamiento y el tránsito público podría ayudar a los conductores a hacer la transición a un modo diferente de viajar. Pero en algunos casos es posible la conversión de viejos garajes. En el área de Chicago, un antiguo garaje de estacionamiento de la universidad Northwestern ahora es una incubadora de startups llamada El Garaje. Algunos antiguos garajes podrían reutilizarse como vivienda o refugio a precios accesibles. Los estacionamientos subterráneos representan un desafío mayor, porque comúnmente no tienen ventanas, pero también tienen potencial para su reutilización. ¿qué otras cosas se pueden hacer en todos estos espacios sobrantes que son menos ideales para la gente?. Los espacios potencialmente podrían usarse para agricultura urbana, o almacenado o centros de datos. Por otra parte, al reducirse el estacionamiento en playas, garajes y calles, los vecindarios cambiarán. Parte del espacio podría usarse para vivienda. Las ciudades a menudo construyen 1,6 espacios de estacionamiento por cada unidad de vivienda y si se tiene en cuenta que un solo espacio de un estacionamiento puede ocupar 41 metros cuadrados, casi compartirían el mismo tamaño de una unidad de dos ambientes. Así las cosas, el estacionamiento callejero podría convertirse en espacios verdes o podría transformarse en bicisendas. “Eso podría cambiar las ciudades aún más. Cuando se analiza las mejores ciudades del mundo, son las ciudades caminables” finaliza Cohen.

Por Adele Peters, Sábado 30 de marzo de 2019
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.