No sólo para veranear: Cariló propone, además de relax, opciones para invertir en lotes y construir la casa

CARILÓ.- El verano está en marcha hace rato. Lo confirman las consultas y reservas de alquileres que comenzaron hace un par de meses. Y lo ratifica el sol que brilla intenso y obliga a mirar hacia la costa y sus olas. Pero a la hora de las nuevas inversiones inmobiliarias, a diferencia de una tendencia original y que priorizaba la cercanía con la costa, se afirma la preferencia hacia una nueva alternativa. Y es volver al bosque.

Tanto en este balneario donde las variedades de pinos predominan en su geografía como en la vecina Pinamar, los lotes en zonas dominadas por el verde, con garantía de tranquilidad y presencia de todos los servicios públicos, asoman como la opción privilegiada.

Una tentación que se afianza y fortalece desde la veta comercial, ya que las tierras que salen a la venta cuentan con financiación y posibilidad de ser pagadas en pesos, vital en estos tiempos en los que los dólares escasean y no salen a la luz.

Sólo aquí, en Cariló, ya avanzaron dos nuevos desarrollos a partir de nuevos loteos en una escenografía que había agotado todos sus espacios originales. Creado y diseñado por zonas bien definidas para propiedades particulares, áreas comerciales y proyectos multifamiliares, el balneario empezó a quedar chico ante la demanda. Por eso la desarrolladora Cariló Guerrero SA sacó a la venta en los últimos tiempos dos grandes superficies, pero con un perfil distinto.

LEJOS DEL CIRCUITO TURÍSTICO

Los proyectos Constancia y Zorzal ya son realidad. Los indicadores y las reglamentaciones que rigen para Cariló no permiten la habilitación de barrios cerrados. Ambos emprendimientos se les parecen en sus características, pero siempre con accesos abiertos tanto a propietarios como visitantes ocasionales.

Lo que se ha logrado con estas nuevas propuestas es esa dosis de intimidad a partir de ubicaciones alejadas de los recorridos tradicionales para llegar al centro y la costa, lo que les permite mantenerse ajenos al circuito turístico que recorren miles de turistas cada día. Los que llegan para alojarse aquí y los que vienen sólo de paseo por unas horas. “El proyecto que se ofrece es la tranquilidad más pura, con lugares que se parecen mucho más al Cariló que conocimos en sus comienzos”, comentó Jorge Santamarina, uno de los responsables de la inmobiliaria que lleva su apellido, que comercializa ambos barrios.

Estampa veraniega: este año se incorporaron 80 viviendas a este rincón, un remanso rodeado de verde y clima sereno para disfrutar las vacaciones en familia. Foto: Mara Sosti - La Nación.

PROYECTO CONSOLIDADO

Constancia fue el primero en salir a la venta. Está completamente consolidado. Son 10 hectáreas con lotes que en promedio tienen 1000 metros cuadrados. Está todo vendido y las oportunidades para ser dueño de tierras en el lugar llegan mediante compras a particulares. Las operaciones por estos días rondan los 120 dólares por metro cuadrado.

En Constancia hay casas construidas y varias en ejecución, muy vistosas algunas por su arquitectura e imponentes piletas. Una cuota de estilo country en el bosque más exclusivo de la costa atlántica.

El barrio Zorzal, al igual que Constancia, nace con todos los servicios, una ventaja que no tuvieron otros propietarios anteriores en este mismo destino de playa. En este desarrollo de 22 hectáreas próximas al golf de Cariló, entre el acceso por ruta 11 y más de 500 metros de las primeras casas, ya se completaron la red de agua corriente, cloacas y tendido de energía eléctrica. Y está próximo a concluir la obra de gas. “Todos los servicios estarán listos antes de que comiencen a construir las propiedades”, aclaró Santamarina.

Los lotes aquí son más grandes que en Constancia. El promedio es de 1450 metros cuadrados y son parte de nueve manzanas. Las ventas se están realizando a razón de 80 dólares el metro cuadrado y con un plan de financiación que le da vida a un mercado inmobiliario que desde que rige el cepo cambiario quedó estancado: se paga el 40% en efectivo a la firma del boleto y el resto hasta en 30 cuotas y en pesos, a partir de equivalencias del valor del dólar oficial.

“El 50% de los lotes ya se vendió″, afirmó Santamarina y destacó el interés que ha generado este tipo de proyecto que devuelve el perfil de tranquilidad a un balneario que creció y mucho en los últimos años. La construcción de casas comenzaría antes de mitad del año próximo.

La venta de tierras y en pesos predomina entre las operaciones que se registran en estas playas. En los últimos dos años, la compraventa de propiedades, que era el principal rubro de las inmobiliarias, está casi paralizada. Las escrituras escasean y el panorama no parece ser mucho mejor en el corto plazo. Aun así se percibe construcción, ya sea con casas nuevas como ampliaciones y renovaciones. Se estima que este año se incorporaron unas 80 propiedades a la geografía de Cariló.

VALOR PROMEDIO EN PESOS DEL M2

  • Para la venta: edificio con terminaciones medias, entre $ 5300 y 6000. Unidad a estrenar (según terminaciones y características) sin cochera, entre $ 12.000 y 14.000. Lotes, desde $ 500 por metro cuadrado.
  • Precios en locación: departamento de dos ambientes, sin cochera, entre $ 2000 y 2300 mensuales, como locación inicial.     5555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555
  • Por Darío Palavecino , Sábado 14 de diciembre de 2013
    para el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
    Etiquetas:  

    Comments are closed.