Los interrogantes se centran en el rol que cumplirá el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, si habrá anuncios para el sector inmobiliario y qué pasará con los créditos hipotecarios.

Distintos referentes del sector inmobiliario nacional opinan sobre la nueva conformación del gabinete y, en especial, del trabajo que tendrá por delante María Eugenia Bielsa la ministra encargada de temas relacionados con la vivienda ¿qué puede esperar el sector para los próximos meses?

Para Ezequiel Chomer, Director Financiero de Grupo Chomer, “hay una variedad de ministros con antecedentes de gestión y otros que responden a un ámbito académico.  María Eugenia Bielsa tiene una dilatada trayectoria política, aunque no tanta en materia de vivienda.  Es un punto que comparte con otros ministros”.

Algo muy similar señala Federico Rosbaco, socio Director de Desarrolladora Rosbaco, para quien Alberto Fernández armó un gabinete muy político, con gente que está vinculada a la política pero que a su vez tiene experiencia en gestión. Algunos ya han ocupado cargos en la función pública, como intendentes o miembros en gabinetes. Lo cual es positivo

En la misma línea, Ariel Champanier, presidente de RE/MAX Premium, opina que la nueva ministra “es una persona seria, con una gran trayectoria en la materia y mucho carácter”.

EN QUÉ SEGMENTOS PONER EL FOCO

Para Chomer, el foco debería estar en la vivienda social y en el restablecimiento del crédito a los compradores de viviendas. No considera que sea necesaria una fuerte intervención del estado en el sector.

Champanier apunta que de alguna manera las viviendas deberían ser más accesibles para la población, y generar medidas para que esto ocurra.

A su vez, Rosbaco evalúa: “Maria Eugenia Bielsa tendrá un desafío de mucha exigencia, ya que tenemos un déficit habitacional enorme en la Argentina, y creo que el foco de su gestión  estará en línea con solucionar la cuenta pendiente que tiene el Estado con muchos argentinos, que hoy no tienen acceso a una vivienda digna”.

Para Fernando Pozzi, titular de Pozzi Inmobiliaria, “el foco debería estar principalmente en construir vivienda pública para los sectores más relegados por la crisis económica”.

LA VUELTA DEL CRÉDITO HIPOTECARIO

Uno de los aspectos que más interesa al sector inmobiliario es la vuelta del crédito hipotecario, herramienta necesaria para reactivar el mercado, muy golpeado en los últimos años. Sobre este punto, Chomer da “por descontado que habrá un período de tasas negativas. El tema es cuánto durará, ya que no se puede sostener indefinidamente. Y con respecto a los UVA, sería bueno no volver a romper contratos, como ocurrió en 2001. El problema no son los UVA, sino la inflación”.

Rosbaco pondera que los créditos Procrear van a volver para intentar modificar esta situación de acceso a la vivienda o para mejorar las condiciones de hábitat de las familias, pero que no alcanza sólo con un programa de créditos, sino que habrá que trabajar para abordar el tema con una óptica más amplia, entendiendo que la vivienda es un derecho que mejora la calidad de vida de las personas. “Con respecto a los créditos UVA, hasta que no se estabilice la macroeconomía, con este nivel de tasas, no lo veo viable, por lo menos en el corto plazo”, precisa.

Sobre este punto, Pozzi espera ver una reactivación de la construcción con créditos hipotecarios para que el sector de clase media pueda ampliar, refaccionar e inclusive edificar viviendas, factor importante para que la economía comience a desarrollarse permitiendo generación de trabajo genuino.

CÓMO RESPONDERÁ EL MERCADO

Chomer considera que el mercado ya descontó el efecto Alberto, el efecto Cristina, y el efecto del cóctel “cepo-reestructuración-retenciones. “Creo que cualquier política que dinamice el mercado, por pequeña que sea, va a ayudar a salir de la crisis en la que estamos. Asimismo es imprescindible una rápida negociación con el FMI y con los bonistas para restablecer el crédito”.

Paralelamente, Pozzi puntualiza: “Con inflación en alza y las fuertes devaluaciones del peso, el mercado inmobiliario lleva 19 meses deprimido. Solo vimos un veranito de 9 meses, época de créditos UVA.

En primer término, los propietarios deberán sincerar los valores de los “inmuebles usados” que se encuentran a la venta, muchos de ellos sobrevaluados. Hoy tenemos un stock de la oferta que se ha duplicado respecto a mayo de 2018 y está claro que el mercado no está dispuesto a convalidar los valores de lista o de publicación. Considero al mercado inmobiliario uno de los sectores que más rápido podría reactivarse dado que permitiría generar empleo no calificado y dinamizar así la economía en cada localidad y en cada municipio. Los plazos fijos y los bonos ya no son tan atractivos y esos pesos podrían, en gran parte, volcarse a la construcción de viviendas aprovechando la baja en los costos de construcción medidos en dólares”.

Por su parte, Champanier se muestra optimista y sostiene que “que el 2020 será un mejor año para el mercado inmobiliario. Para empezar no hay elecciones, creo que el dólar va a estar más tranquilo, habrá menos incertidumbre y también toda la demanda retraída empezará a mover el mercado”.

Viernes 20 de diciembre de 2019
Publicado en Indicadores y Finanzas de www.areas-digital.com.ar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.