Siempre San Isidro

25/04/2011, en Lugares TOP, por admin

Este distinguido sector mantiene vigente a la demanda del norte del Gran Buenos Aires con variada oferta de casas yEste distinguido sector mantiene vigente a la demanda del norte del Gran Buenos Aires con variada oferta de casas y departamentos cerca de la Capital, pero con un entorno diferente; los precios, desde US$ 100.000 departamentos cerca de la Capital, pero con un entorno diferente; los precios, desde US$ 100.000.

Sus habitantes suelen decir que es distinto . Y esa característica parece no ser antojadiza para San Isidro. Es que el lema, que se suele ver impreso en carteles en todo el distrito, no sólo es motivo de orgullo para sus habitantes, sino que es reflejo de una forma de vida particular, en la que el río, los grandes espacios verdes y la intensa vida social son algunas de las características distintivas.

No por nada sigue siendo una de las zonas más demandadas tanto por inversores como por compradores a la hora de hablar de mercado residencial. Según coincidieron los inmobiliarios especializados en esa localidad, el mercado ahí se muestra muy activo, con más demanda que oferta, y con la particularidad de mostrar un gran porcentaje de operaciones concretadas, algo que no deja de llamar la atención si se tiene en cuenta que en otros sectores se puede advertir un amesetamiento.

“En general podemos decir que hoy hay buen nivel de actividad. Y creo que la principal diferencia que se puede apreciar respecto de los últimos años es que San Isidro dejó de ser sólo un mercado residencial para agregarle un movimiento comercial importante dado por la radicación de muchas empresas que generan movimiento en varios nichos”, explicó Juan Badino, presidente de Forcadell Badino.

En la misma línea, Enrique Castro Feijóo, de Castro Feijóo Propiedades, aseguró: “Hay una demanda sostenida con pedidos variados en función de las necesidades y los presupuestos, con zonas determinadas que son diferentes y para un público distinto”. Y Horacio Mieres, de la firma homónima, agregó: “El mercado, en general, está bien, con bastante actividad y por ser comienzo de año le vemos buenas perspectivas”. Ignacio Tedín director de Frers-Tedín Negocios Inmobiliarios, ahondó un poco más: “Hay que diferenciar entre casas y departamentos. La oferta de casas en barrios abiertos es alta por temas de seguridad, mientras que hay pocos pedidos si se compara con la de departamentos y condominios, donde la oferta es menor y la demanda es más alta y con precios sostenidos”, expresó.

Algunas de las razones de este buen momento del mercado las expresa Miguel Vigo, gerente de la sucursal Libertador de L. J. Ramos Brokers Inmobiliarios: “Años atrás, la zona norte era considerada como el lugar más top para vivir; y hoy sigue siendo así. Además, gran parte de la gente que había optado por mudarse más lejos está volviendo para acá. A eso hay que sumarle un gran porcentaje de gente que le está dando una gran valorización a vivir cerca del río, más el increíble entorno verde que tiene la zona, que es incomparable con las nuevas zonas que crecen”, manifestó.

Mieres coincidió al expresar: “A pesar del crecimiento de la oferta en las nuevas zonas del mercado, como Tigre o Pilar, y la llegada permanente de gente joven hacia esos lugares en busca de seguridad y mejor calidad de vida, la zona norte clásica sigue siendo buscada por quienes valoran su cercanía a los medios de locomoción, los servicios, colegios y demás”. “Por un lado, la gente sabe que la seguridad pasa por estar en un barrio cerrado, pero ahora también se dio cuenta de que el acceso es muy importante, y estar cerca de la Avenida del Libertador, con todos los medios de locomo ción al alcance, no es despreciable”, agregó Badino.

Amplia variedad

La variedad de zonas es otro de los elementos distintivos de San Isidro. Es que por su especial conformación ofrece desde proximidad al río hasta sectores cercanos a la autopista, pasando por las dos grandes avenidas que marcan el cordón de la zona norte en general y ese maravilloso pulmón verde que representa el hipódromo local.

Y ante ese panorama, la demanda también parece acomodarse al entorno. Horacio Mieres explicó: “El movimiento se da en toda la zona norte en general, desde Olivos hasta Punta Chica”. Y agregó que es difícil destacar una sola localidad: “Todo depende del proyecto buscado y de lo que se puede encontrar en el mercado”, dijo.

Pero al ser tan heterogéneo hay ciertos sectores que se destacan. Y sin duda uno de los preferidos es el que va de la Avenida del Libertador hacia el río en el eje comprendido desde La Lucila hasta Punta Chica, y en las adyacencias de las vías de la ex línea Mitre del ferrocarril.

Tedín explicó: “Las zonas varían ya que es muy difícil englobar todo San Isidro. Lugares como La Horqueta, las Lomas, el sector que va de la Avenida del Libertador hacia las vías o el río son los que muestran más movimiento. Los clientes buscan propuestas diferentes, que varía con el poder adquisitivo; para algún comprador de casas de Libertador al río, los costos de mantenimiento y seguridad pueden ser marginales”.

Castro Feijóo agregó más datos: “Pero hay otros sectores que mantienen una demanda histórica, como el Barrio Parque Aguirre, por su elegancia y calidad de construcción; las Lomas de San Isidro, en la zona cercana al Jockey Club; la zona del alto Acassuso próxima al hipódromo, La Calabria y Barrio Parque de las Carreras? Pero todo esto es muy variable y depende de las necesidades y el presupuesto del posible comprador”.

Ahora, ¿qué es lo que buscan los compradores? Para los comercializadores, la respuesta es tan amplia como lo es el mercado: desde departamentos pequeños hasta mansiones señoriales, todo es posible. “Departamentos, edificios con seguridad, condominios, casas con buenas ubicaciones… Los clientes en general buscan seguridad y buenos accesos”, comentó Tedín.

Y Badino especificó: “En general, los departamentos de 2 y 3 ambientes son muy buscados especialmente por el público joven que se está mudando al barrio; en el rubro de casas, lo que más se demanda son las propiedades que van de US$ 200.000 a US$ 400.000. Esos dos rubros son los referentes. Respecto de las casas, no es sencillo encontrar mucha oferta de propuestas dentro de los valores mencionados, porque se trata de un segmento que tiene más oferta que demanda. Además, los valores de las casas están castigados en relación con los de los departamentos, ya que éstos han tenido una revalorización muy importante en los últimos años, mientras que las casas vienen más atrasadas”.

Vigo agregó: “Los valores más solicitados son los que van de US$ 100.000 a US$ 600.000, tanto para casas como para departamentos. Históricamente hablando, estamos en valores de máxima en dólares y es un gran momento para hacer transacciones tanto de compra como de venta, ya que los valores siguen subiendo, en contra de todo pronóstico”.

“Los clientes buscan mayormente precio y ubicación aunque generalmente deban resignar una de estas variables en función de las ofertas del mercado; a esto tenemos que agregarle un factor que hoy toma mucha importancia en las decisiones, la seguridad. Y si bien los valores siguen en alza la demanda es sostenida, preferentemente en departamentos a estrenar con amenities, por los que en la zona se ha llegado a pagar valores muy importantes. Las casas siguen siendo una búsqueda puntual y tienen un atractivo: se pueden conseguir con más comodidad por precios apenas un poco por arriba de los de los departamentos. Para ser más específico: el valor de tasación promedio de la superficie edificada de una casa está en el orden de los US$ 700 por m2, y en departamentos a partir de US$ 1800 por m2″, comentó Castro Feijóo.

Badino finalizó con más precisiones: “En viviendas unifamiliares, lo mayor demanda se da en propiedades que no superen los US$ 400.000. Con respecto a desarrollos multifamiliares, igual que en Capital, lo que más se vende son los departamentos de poca superficie y muy cerca de la estación de trenes. Los valores de las casas, según mi criterio, están muy bajos, y pese a que San Isidro siempre se caracterizó por ser una zona residencial de alto poder adquisitivo, hoy un buen departamento vale más que una casa, y esto es muy interesante; es realmente un buen momento para comprar una casa”.

Diego Cúneo, 9 de abril de 2011.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.