El progreso del turismo y la industria son los rubros que empujaron la expansión en los últimos años con emprendimientos importantes, algunos de categoría premium; se construyen por año, unos 200.000 m2, los inversores y usuarios son el 90% locales, y, el resto son de regiones cercanas o de la Capital.

Hacia las alturas se desarrolla la ciudad de Tandil. No solo por el medio centenar de altos edificios y torres que presenta en el ejido urbano sino, también, por los emprendimientos habitacionales que avanzan hacia las sierras, que incluyen los hoteles y cabañas. Sus orígenes datan de 1823, cuando el brigadier general Martín Rodríguez, gobernador de la provincia de Buenos Aires, hizo construir el fuerte Independencia para contener el avance de los indígenas hacia Buenos Aires, conformándose un poblado de unos 400 habitantes sobre las sierras del sistema de Tandilla. Con el tiempo, la instalación del ferrocarril facilitó la llegada de distintas corrientes inmigratorias europeas para trabajar en el campo, transformándose en un pueblo grande y en cabecera de municipio, que en 1895 recibió el nombre de Tandil.

Esta ciudad, distante 350 kilometros al sudeste de la Capital Federal y a 170 de Mar del Plata, comenzó a cambiar su perfil edilicio en altura en la década del 80, con la acción mancomunada del Estado con empresas privadas a través de créditos hipotecarios. En los 90 aparecieron los primeros desarrollos inmobiliarios privados en pozo, antesala del gran despegue de edificios en altura a partir de 2003. “Respondiendo a tres necesidades, el crecimiento de estudiantes universitarios, la potencialidad productiva de la ciudad que migró a muchos foráneos a buscar un estilo de vida diferente, la densidad poblacional creció a unos 150 mil habitantes, y el gran motor nacional del productor agrícola que refugió en ladrillos la riqueza producida por la soja”, apuntó Guillermo Bértoli, uno de los titulares de la desarrolladora Constructora Bértoli.

Más viviendas de todo tipo

Referente al paulatino crecimiento, según datos de la Municipalidad local, desde enero de 2013 hasta mediados de 2015 fueron presentados numerosos proyectos, varios en desarrollo, con un total de 456.009 m2, entre emprendimientos residencial unifamiliar; multifamiliar y mixtos, lo que representaría una inversión estimada en 6.840.135.000 pesos (743.492.935 dólares). El 2008 fue el año en que se presentaron mayor cantidad de proyectos, con 325.669 m2. Otro promedio estimativo es que por año se construyen alrededor de 200.000 m2, representando el ofrecimiento anual de viviendas nuevas para cerca de 7000 habitantes.

No todo lo que brilla es oro, la situación del mercado local, en consonancia con el resto del país, “se encuentra algo retraída, también, debido al aumento de la brecha entre la capacidad de ahorro del consumidor promedio y los valores del mercado, tanto de tierras como de metros cubiertos”, afirmó Carlos Fanucchi, titular de la inmobiliaria homónima. Sobre la incidencia del valor de la tierra, como ejemplo, Emilio Rodríguez, titular de Inmobiliaria Rodríguez comentó: “Una fracción que se pueda subdividir en diez unidades en una zona semicéntrica, el valor que se estima pagar por el terreno, sería de 120.000 dólares, o sea 12.000 dólares por cada unidad funcional”. Y agregó: “El valor del m2 de construcción se estima de 750 a 900 dólares dependiendo de la calidad de aberturas, pisos, calefacción y demás”.

El público que acompaña los desarrollos en altura, “mayormente son residentes y las inversiones para renta no superan el 40% del emprendimiento en promedio”, amplió Bértoli, que añadió: “Los inversores y usuarios son el 90% locales y pequeñas cantidades de regiones cercanas o de la Capital más las inversiones extranjeras”.

Gastronomía

A sus atractivos naturales y a su vida apacible, Tandil suma condiciones para que resulte de interés invertir en ella, como lo comenta un trabajador gastronómico, Darío Mozo: “La industria metalúrgica, la minería, los cultivos, la ganadería, la caracterizada industria del chacinado y el turismo, generan un desarrollo económico importante, pero ahora son muchos los empresarios y funcionarios que adquieren extensiones de tierra al considerarse que es una región con reserva petrolífera”. Los desarrollos para residentes de temporada se redujeron, “por la alta oferta disponible, especialmente de cabañas”, dijo Fanucchi. Y amplió: “Dando cuenta que actualmente se construye un hotel cinco estrellas de la cadena internacional Howard & Johnson, sobre la ruta 226″. A la vez, se observa que un segmento en constante crecimiento son los edificios y torres con amenities premium en la zona céntrica. Existe una gama de valores diferentes del m2. Departamentos de 1500 dólares el m2 y otros intermedios de 2000 a 2300 dólares el m2 más los premium de 2500 a 3000 dólares el m2. Cuenta con financiación. Para tener en cuenta, están los desarrollos que comercializa la inmobiliaria Rodríguez, cerca del centro, en Paz al 200, Roca al 500 y Maipú al 700; el complejo mixto Hipólito, de media gama, que comercializa la inmobiliaria Fanucchi, en Yrigoyen y Garibaldi, más los desarrollos premium que ofrece Bértoli en el centro cívico, Aires de Mitre, Yrigoyen Plaza y la torre Urbano Plaza.

Alquileres

“La demanda de alquileres es muy importante por los estudiantes de otras ciudades que asisten a la Universidad Nacional del Centro y por la radicación de familias de Buenos Aires”, manifestó Rodríguez. Los valores van desde 3000 pesos para unidades de un dormitorio; desde 5000 pesos para dos ambientes y desde 7000 pesos para las de tres. La casa tipo de dos dormitorios se alquila desde 5000 pesos y la de tres, desde 7500 pesos.

Por Juan Manuel Raimundo, Sábado 8 de agosto de 2015
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.